El Hospital Santa Clotilde celebró la festividad de su patrón, San Juan de Dios, todavía con ciertas medidas preventivas. La jornada festiva se inició con la entrega de un obsequio –una flor- a cada paciente y profesional del Hospital.

Posteriormente, en la capilla del centro hospitalario, se celebró una Eucaristía, amenizada por el Cuarteto Ravel, con la presencia de una representación de los profesionales, así como de la Comunidad de Hermanos de San Juan de Dios y de Hermanas de Santa María de Leuca.

Como cierre de la celebración, la Sala Jacinto Hoyuelos acogió la entrega de la granada, símbolo de la Orden Hospitalaria de los Hermanos de San Juan de Dios, a los profesionales que se jubilaron en los dos últimos años, concentrándose en esta ocasión este reconocimiento a causa de las restricciones anteriores debidas a la crisis  sanitaria.